2017-09-24 | 9:00 Nueva sección
Campanenses por el Mundo: Agustín Guazzone
CampanaNoticias presenta una nueva sección que estará dedicada a conocer las historias de aquellos que decidieron construir su vida fuera de la ciudad. Y a través de sus ojos, contar el mundo tal como lo ven. El primer relato llega de la mano Agustín Guazzone, un joven campanense que vive en Brasil. 
¿Quién no soñó alguna vez con dejarlo todo e irse a vivir a la playa? La idea del bar o un local en un lugar exótico de agua transparente y arenas blancas está en el imaginario de más de una persona cansada y agotada de lidiar con el ruido de la ciudad, los jefes y los horarios. Y un campanense se animó a cumplirlo.

Se trata de Agustín Guazzone (34 años) que decidió en el 2011 abandonar Argentina para iniciar un viaje como mochilero “sin ruta definida” y “con muy poco presupuesto” –recuerda- que le permitió conocer el Morro de São Paulo donde hoy lleva adelante su propio emprendimiento: “La Casita Hostel Cultural”.

Pero su partida de Campana fue unos cuantos años antes. En el 2004 se fue a vivir a Capital Federal para estudiar Contador Público. Allí estuvo 6 años y después de cursar las materias y hasta preparar la tesis decidió dejarlo todo, agarrar su mochila y viajar.

Estuvo dos años recorriendo distintos destinos. 17 países en total. Fue para Brasil (recorrió el sur y el norte) y también llegó a España, por nombrar algunos. Más tarde, volvió a la Argentina donde “intento” – tal como lo define él- vivir en Buenos Aires pero a los tres meses se aburrió y se fue a Mendoza donde estuvo otros seis meses hasta que decidió regresar al país donde comenzó su aventura. Es que la idea de vivir cerca del mar y la playa enamora a cualquiera...

“Me encanta vivir cerca del mar y la playa. El clima es excelente y el contexto natural es increíble. Vivir en un lugar turístico te conecta permanentemente con personas que están de vacaciones, es otra energía. Me da la sensación de que vivo como si estuviera de vacaciones todo el año. Y el plus es que no hay autos en la isla”, relata Agustín sobre su decisión de quedarse en el Morro de São Paulo donde ya lleva viviendo 4 años.

No obstante, reconoce que la adaptación no fue fácil: “Es muy otro mundo. Otra cultura, otro idioma, otras costumbres… y pesa mucho lo que se deja: la familia y los amigos...”.

En la isla, Agustín siguió trabajando con la actividad que tenía en Argentina. Los primeros años administró una discoteca que hacía tres fiestas por semana y que a su vez funcionaba como restobar donde el atractivo principal era la vista del atardecer, “en portugués por do sol´”, indica.

Luego, decidió volver a trabajar de manera independiente. Surgió ahí el proyecto “La Casita Hostel Cultural” al que define como una “experiencia hermosa”.

“Me permite conocer gente de todas partes del mundo, compartir experiencias y me da la posibilidad de poder ayudar a las personas que por alguna razón van llegando al hostel. Es un valor agregado muy interesante”, explica Agustín.
¿Y cómo es un día en la isla?. “Generalmente por la mañana trabajo en la administración y recepción del Hostel, mientras que por la tarde trato de dejarme tiempo libre para hacer cosas que me gustan. Según el día entreno capoeira, toco la guitarra, voy a la playa o voy a ver el atardecer desde alguno de los miradores de la isla”, responde Agustín.

Y agrega: “Por la noche, en tanto, o se arma algo en casa o en el hostel. Los miércoles hacemos micrófono abierto y cuando hay pilas voy a alguna fiesta a la playa o a alguna discoteca” aunque algunas veces prefiere una noche más tranquila como es ir a fumar frente al mar con sus amigos.

Pero más allá de la experiencia de vivir cerca de la playa y el mar, Agustín extraña mucho a su familia y amigos, y también la ciudad. "Ella significa el barrio, el club, los asados, las juntadas, las vueltitas por la mitre, los bares, la comida…”, señala al tiempo que agrega que más allá de la distancia está informado de todo lo que pasa en Campana y el país. “Tengo una opinión formada en política y sigo los partidos de Boca Juniors y Villa Dálmine, y escucho a Los Garfios”.

Afortunadamente, en el Morro hay unos cuantos argentinos con quienes se relacionada a diario y otros tanto campanenses que llegaron el último año y medio para trabajar y hacer temporada algunos mientras que otros en un plan para instalarse por un tiempo.

“En un conteo que hicimos en el verano estábamos en algo de 15 campanenses y 5 zarateños. En la isla viven algo de 5.000 personas y 20 caras conocidas es positivo”, dice.

Más allá de extrañar las costumbres argentinas, Agustín señala que le gustaría regresar al país pero en un futuro: “todavía no es el momento porque realmente acá la estoy pasando muy bien”.


Campanense por el mundo se buscan...
Si estás o sabés de alguien en el exterior, un vecino que recuerde con una sonrisa a Campana y quiera contar su historia, contactanos. Escribinos a contacto@campananoticias.com.

Estamos seguros que detrás de ese viaje que una vez se emprendió, lleno de sueños y temporales adiós, hay una GRAN HISTORIA que contar. Un relato que aunque se continúe escribiendo en Norteamérica, África o Japón, es de prosa campanense. Y tenemos muchas ganas de darlo a conocer.


 

Campana Noticias.com es propiedad de Campana Noticias SRL
Registro de propiedad intelectual Nro. 906641