2018-10-30 | 6:00 Tras auditoría
Denuncian despido arbitrario de una delegada en la Reserva de Otamendi
Florencia Silva es Delegada de ATE, y denunció su desvinculación al declarado Parque Nacional tras 13 años de servicio, donde comenzó como voluntaria. Madre soltera y con una hija de 16 años, asegura: “He sufrido persecución sindical y política”.
“Mi nombre es Florencia Silva, trabajo en la Reserva Natural Otamendi (declarado recientemente Parque Nacional Ciervo de los Pantanos) desde el año 2005 que comencé como voluntaria rentada. Tengo una hija, Aixa, que hoy tiene 16 años. Soy madre soltera y sostén de mi familia. Soy afiliada a ATE desde que comencé a trabajar en la Reserva. Fui delegada gremial y activista. Integro desde el año 2013 la Agrupación Marrón clasista de ATE. He sufrido persecución sindical y política”.

Su carta de presentación, para denunciar su desvinculación del Parque Nacional campanense, atribuyéndole un carácter “arbitrario y persecutorio. Este hecho anuncia que desde las autoridades preparan nuevos despidos en el organismo de la mano del ajuste que desde el gobierno están llevando adelante en toda la órbita de la Administración Pública Nacional”.

Florencia empezó trabajando como voluntaria en atención al visitante, “también limpiábamos los baños y oficinas junto a dos compañeras mujeres porque en ese momento no había servicio de limpieza contratado. También estuve un año ayudando a Don Juan en el vivero de árboles nativos hasta que el entonces intendente Guardaparque Juber, me propuso colaborar en la intendencia con el delegado contable debido a que había problemas con los fondos rotatorios” reseña.

Sin embargo, días pasados se presentó una auditoria a la reserva, junto al Directorio y el Presidente de Parques Nacionales, dado el reciente cambio de Reserva Natural a Parque Nacional. “Allí me informa la Directora de RRHH que ingresó al organismo hace 5 meses, que dan de baja mi contrato y que me quedo sin trabajo” relata.

Silva además mencionó la situación actual del lugar, con varias falencias. “No hay ni tanza para cortar el pasto, no hay agua potable y no compran bidones, no hay combustible por si hay incendios. Hay 6 vehículos (camión de incendios y cinco camionetas) que están rotos hace un año o más, los baños públicos fueron mal hechos y están siempre inutilizados” cuenta la denunciante.

Finalmente, tras ser notificada de su desvinculación, la delegada de ATE le dijo a La Izquierda Diario: “Ante este ataque, enseguida recibí el apoyo y la solidaridad de mis compañeros/as de trabajo, no solo en la reserva donde me desempeño, pero también desde otras provincias y parques nacionales. Junto a ellos/as tomaremos distintas medidas gremiales y de ser necesario interpondremos medidas legales para revertir el despido porque no aceptaremos ningún despido en Parques Nacionales”.

Actualmente son 20 los trabajadores en el Parque Nacional, de los cuales 12 fueron contratados por el artículo 9º de la ley 25.164. “La mayoría estamos bajo esta modalidad desde hace muchos años, cuando la misma ley que mencioné, dice que no deberíamos estar más de un año contratados y luego tendríamos que pasar a planta permanente, pero eso no ocurre. Esta inestabilidad laboral hace que el ajuste y los despidos en toda la órbita del estado pase más fácilmente. También el disciplinamiento y la persecución a los trabajadores que se organizan y pelean por sus derechos” sentenció.

Campana Noticias.com es propiedad de Campana Noticias SRL
Registro de propiedad intelectual Nro. 906641