Salud
Dr. Juan Carlos Roma
Leucemia mielógena crónica (LMC)
Es un cáncer que comienza dentro de la médula ósea. Este es el tejido blando en el interior de los huesos que ayuda a formar todas las células sanguíneas.

La LMC ocasiona un crecimiento incontrolable de células inmaduras y maduras que forman un cierto tipo de glóbulos blancos llamados células mieloides. Las células enfermas se acumulan en la médula ósea y en la sangre.

CAUSAS
La causa de la LMC está relacionada con una anomalía cromosómica llamada cromosoma Filadelfia.

La exposición a la radiación puede aumentar el riesgo de desarrollar LMC. Esto puede ser por tratamientos de radioterapia utilizados en el pasado para tratar el cáncer de tiroides o el linfoma de Hodgkin, o por un desastre nuclear.

Lleva muchos años antes de que se presente leucemia por exposición a la radiación. La mayoría de las personas a quienes se les trata un cáncer con radiación no contraen leucemia. La mayoría de los pacientes con LMC no han estado expuestos a la radiación.

La LMC se presenta más comúnmente en adultos de mediana edad y en niños.

SINTOMAS
La leucemia mielógena crónica se agrupa en varias fases.
• Crónica
• Acelerada
• Crisis hemoblástica

La fase crónica puede durar meses o años y la enfermedad se puede presentar con pocos síntomas o ser asintomática durante este tiempo. La mayoría de las personas reciben el diagnóstico durante esta etapa, cuando les hacen exámenes de sangre por otras razones.

La fase acelerada es una fase más peligrosa. Las células de la leucemia se multiplican con mayor rapidez. Los síntomas frecuentes abarcan fiebre(sin infección), dolor óseo y una inflamación del bazo.

Sin tratamiento, la LMC progresa a una fase de crisis hemoblástica. Se puede presentar sangrado e infección debido a la insuficiencia de la médula ósea.

Entre otros posibles síntomas de crisis hemoblástica están:
• Hematomas
• Sudoración excesiva (sudores nocturnos)
• Fatiga
• Fiebre
• Presión bajo las costillas izquierdas inferiores a causa de la inflamación del bazo
• Erupción: pequeñas marcas puntiformes y rojas en la piel (petequias)
• Debilidad

ESTUDIOS, EVALUACIÓN Y PRONÓSTICOS 
Un examen físico a menudo revela una inflamación del bazo. Un hemograma o conteo sanguíneo completo (CSC) muestra un incremento de la cantidad de glóbulos blancos con presencia de muchas formas inmaduras y con un aumento en la cantidad de plaquetas. Estas son partes de la sangre que ayudan en la coagulación.

Otros exámenes que se pueden realizar incluyen:
• Biopsia por aspirado medular
• Análisis de sangre y de médula ósea para detectar la presencia del cromosoma Filadelfia
• Conteo de plaquetas

El hecho de tomar los medicamentos dirigidos a la enfermedad ha mejorado enormemente el pronóstico para los pacientes con LMC. Cuando los signos y síntomas de LMC desaparecen y cuando el conteo sanguíneo y la biopsia de médula ósea parecen normales, la persona se considera en remisión. Muchas de estas personas pueden permanecer en remisión por largos años mientras estén tomando el medicamento.

El trasplante de células madre o de médula ósea generalmente se considera en personas cuya enfermedad reaparece o empeora mientras está tomando los medicamentos iniciales. El trasplante también puede recomendarse a quienes se les ha diagnosticado en una etapa acelerada o en crisis hemoblástica.

REFERIAS
Kantarjian H, Cortes J. Chronic myeloid leukemia. In: Niederhuber JE, Armitage JO, Doroshow JH, et al, eds. Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2014:chap 101.

National Cancer Institute: PDQ chronic myelogenous leukemia treatment. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Updated March 9, 2016. www.cancer.gov/types/leukemia/hp/cml-treatment-pdq. Accessed March 17, 2016.
National Comprehensive Cancer Network. NCCN clinical practice guidelines in oncology: chronic myelogenous leukemia. Version 1.2016. www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/cml.pdf. Accessed March 17, 2016.
Campana Noticias.com es propiedad de Campana Noticias SRL
Registro de propiedad intelectual Nro. 906641