Actualidad
Ing. Claudio Valerio.
¿Sabía que la falta de amores es una de las causas del cáncer?
La falta de amor está entre una de las causas principales del desarrollo del cáncer. Muchas veces la enfermedad es interpretada como una maldición proveniente del medio externo. Jamás es ponderado sobre lo que generó la disfunción que lleva a la patología. Vale la pena acordarse que hay centenares de años no había cualquier sospecha sobre la existencia de bacterias y virus, que podrían causar una disfunción grave en el organismo. También hace 150 años no se sabía que un individuo saludable también dependía de una mente saludable. No se reconocía la existencia de la estructura psicológica.

Actualmente vivimos una nueva revolución conceptual, la cual nos remite a algo tan esencial de nuestra existencia y tan importante cuanto el organismo y la mente. Me refiero a la estructura bioenergética. Nuestra mente posee un efecto interferente sobre el físico, algo increíblemente directo e instantáneo, que puede causar sensaciones de placer o, en casos más graves, depletar un organismo, conduciéndolo al caos bioquímico.

Si la mente puede causar una reacción tan importante y evidente, partimos entonces del principio de que se trata de una forma de energía extremadamente potente, a punto de influenciar electrónicamente el cuerpo. Tomemos como ejemplo un cadáver: Este puede tener en su constitución proteínas y estar en perfectas condiciones, sin embargo no existen en él las energías de vida. Significa que su destino será degradar en substancias más simples, pues esta es la orden del universo, o sea, abrir un sistema complejo para que se haga simple.

Sin embargo, mientras vivos, burlamos tal efecto destructivo universal y promovemos la vida, algo totalmente antagónico al principio universal. Esto significa que somos dotados de algo tan potente que pode en los conducir la una salud bioenergética llena o a la muerte en un periodo más corto que imaginamos. Las señales de que estamos destruyéndonos es la enfermedad. Lejos de imputar cualquier sensación de culpa, podemos verificar que estamos viviendo bajo extremo estrés, en medio de la basura poluidor y no hacemos nada para mejorar la condición y calidad de vida.

El organismo es vitalizado por energías que promueven la vida y el bienestar. La enfermedad es un alerta de que las cosas no van bien. Pero buscamos cerrar los ojos y creer que este es nuestro destino. Esta creencia contraría la propia naturaleza de vida del individuo, que posee condiciones llenas de rehabilitarse, si así conseguir mirada para sí aún. En una investigación realizada en nuestro Instituto, verificamos que un 82% de los individuos portadores de cáncer no fueron correspondidos en el amor o nunca consiguieron expresarse adecuadamente cuanto a este sentimiento.

En la realidad, por detrás de una disfunción en la salud bioenergética, se oculta una asombrosa ceguera cuanto a la vida. Una mirada más profunda revela que la enfermedad energética fue construida al largo de años, hasta llegar en el nivel de un problema físico. Preguntas para evaluar la condición bioenergética:

1) Vivo con placer?

2) Soy invasivo, o sea, me entrometo en la vida ajena, sin limites y sin respetar la opinión del otro?

3) Consigo expresarme afectivamente?

4) Consigo lidear bién con los cambios en mi vida?

5) Tengo momentos de placer?

6) Consigo dar buenas carcajadas y divertirme?

Por increíble que parezca estas preguntas estimulan al individuo a agitar “” su lado consciencial, energía que está íntimamente conectada a la vida en sí. Tenemos la capacidad de construir disturbios y también tenemos la capacidad de restablecer nuestra salud bioenergética.

Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires), recibe un Abrazo, y mi deseo que Dios te bendiga, y permita que prosperes en todo, y que derrame sobre ti, Salud, Paz, Amor, y mucha Prosperidad.
Campana Noticias.com es propiedad de Campana Noticias SRL
Registro de propiedad intelectual Nro. 906641