Salud
Dr. Juan Carlos Roma
Hematuria
(Artículo no propio)(Artículo no propio)justify;">La sangre en la orina (hematuria) puede tener diversas causas como, por ejemplo, enfermedades de la vejiga, los riñones, de los órganos de las vías urinarias como el uréter y la uretra.

Es posible que la persona afectada con sangre en la orina no la perciba en un primer momento, dado que al principio puede que se presente en una cantidad microscópica. En todo caso, el médico puede detectarla en un examen rutinario de orina.

Si el sangrado en la orina viene acompañado de otros síntomas, como urgencia a la hora de orinar, micción frecuente o dolorosa, o por el contrario incapacidad para orinar, será necesario acudir al especialista (urólogo).

Para determinar la causa exacta de la sangre en la orina, y poder aproximar un buen diagnóstico y el consiguiente tratamiento, el médico deberá realizar una serie de preguntas al paciente (anamnesis): con qué frecuencia hay sangre en la orina, desde hace cuánto tiempo, qué intensidad y cantidad tiene la sangre, si presenta molestias, enfermedades o si ha sufrido algún accidente previo.

Algunas posibles enfermedades que pueden ir relacionadas con la hematuria y que, por tanto, pueden considerarse las causas de la sangre en la orina son:
• Infecciones en las vías urinarias
• Inflamación de la vejiga (cistitis)
• Inflamación de la uretra
• Inflamación de los riñones (glomerulonefritis)
• Infección de la pelvis renal (pielonefritis)
• Piedras (litiasis) en la vejiga, uréter o piedras en el riñón
• Inflamación de la próstata (prostatitis)
• Aumento de la próstata
• Tumores(por ejemplo, cáncer de vejiga, cáncer de uretra, cáncer de riñón o cáncer de próstata)
• Heridas en la vejiga, los riñones y demás órganos de las vías urinarias
• Cuerpos extraños en la uretra
• Medicamentos y radiaciones
• Enfermedades vasculares (por ejemplo, trombosis de la vena renal, embolia o aneurisma de las arterias renales)

Si el origen de la sangre en la orina no proviene de ninguna de estas enfermedades, será necesario que el médico descarte cualquier problema hemorrágico. Una vez descartado, es bueno considerar que la sangre no provenga de la orina, sino de otras fuentes.

La sangre que se cree venir de la uretra puede confundirse con sangre menstrual, de la vagina de la mujer. Es posible que si la mujer presenta algún desarreglo hormonal y presente un sangrado, ésta pueda creer equivocadamente que proviene de la orina.

En el caso de los hombres, la sangre podría venir acompañando al semen, por un problema de próstata. Por último, existen algunos alimentos que colorean ligeramente la orina de un tono rojizo, pudiendo confundir al paciente, como la remolacha.

Artículo no propio
© Copyright © 2017 Enfemenino.com

Campana Noticias.com es propiedad de Campana Noticias SRL
Registro de propiedad intelectual Nro. 906641